Las ganas de recorrer a besos tu pecho.

Llévame a un lugar dónde sólo estemos vos y yo (y está ansias de tenernos).

Quítame los miedos, deja caer mis inseguridades déjame solamente las ganas de recorrer a besitos tu pecho, que yo después sola me desvisto para vos.

Déjame explicarte con las puntas de los dedos porqué no es lo mismo que te toquen la piel a qué te acaricien hasta el alma misma.

Quiero que veas que se necesita sólo de dos cuerpos con deseos para conocer la magia.

Deja un comentario