Cuándo abras el paracaídas.

La chica que se paró a pensar un momento y se dio cuenta de que hace demasiado no se le iluminan los ojos de verdad. La chica que es más atractiva que guapa. Más alocada que cuerda. Con dosis de picardía. Tan inteligente cómo despistada. Y nunca se rinde. La chica que llora mucho cuándo nadie la está mirando, pero sonríe muy fuerte en las fotos.

Deja un comentario