Hace un tiempo quise escribir sobre el tema de la influencia. Podemos definirla cómo la capacidad para generar confianza, el poder de alterar a otros. No quiero hacer un texto largo y meloso, quiero hacer una invitación abierta. Deseo con todo mi corazón que dejen de torturar sus bonitas mentes con ideales y número de followers, con… 😢 quiero que descubran su propio ¡YO! líder y tomen sus actos como propios. El pan de cada día de los millennials, que han cambiado muchos parámetros y han descubierto en esto un potencial marco de negocio. “#Influencers” o influenciadores no son aquellos que tienen alto números de seguidores. ¡Somos todos!, vos, yo, ¡todos! somos seres divinos, seres de luz y oscuridad, nuestra influencia es lo que tenemos conciencia de elegir, esto aplica a nuestros pensamientos y actos, volcados al bien o mal. Tengo esa idea de que todos somos líderes, podemos cambiar la vida de otros con actos de revolución. Basta de idealizar, no necesitamos representación, no necesitamos que nadie hable por nosotros, tan libres, tan fuertes. No pretendo y no quiero ser un ejemplo, quiero hablar de mis mierdas, de mis sentimientos como se me antoje, soy dueña de mi propio destino. Vivimos sentados en un péndulo que oscila entre enamorarnos y encogernos de hombros, yo escogí hacerme cargo de esto aunque a veces me deje rota 😊

Fuiste infiel, preguntas cómo me siento. No quiero mirarte. Pero que pregunta más estúpida ¿No? Pienso. Corazón de piedra que quieres que te diga. Mi cabeza va estallar. Miles de preguntas sin respuestas. Trato de hablar, pero las palabras… no existen… quiero…. Sabes, conocerle…. Quiero saber su nombre, quiero mirarle, verle a través de tus ojos, quiero saber que piensa, ¿es bonita? imagino que sí. ¿Buen polvo? ¿Cuantos orgasmos?, ¿bonita sonrisa?. -BUM. BUM. BUM. BUM. Mi corazón va explotar.

Pensamientos autodestructivos, mi corazón… mi orgullo, mi autoestima, mi cabeza, mi depresión, todas mis mierdas a flor de piel, incomodo silencio. Por fin puedo mirarte, llevo horas mirando la bandeja del desayuno. Quiero gritarte, quiero humillarte, quiero vengarme, quiero odiarla, ella… (Suspiro) la chica.. Ella existe.. No tienes rostro, en mi cabeza solo tienes bonito cabello, eres una princesa que estuvo en los brazos equivocados. Lo sé, Lo sé ella no tiene la culpa, ella es ella. Duele, El amor era algo entre tú y yo. TÚ Y YO. ¿Queda claro? Somos tres en esta ecuación. Ella no tiene la culpa. Lo repito. Tus excusas tienen todo el sentido del mundo y al mismo tiempo son un caso perdido. ¿Acaso crees que no he deseados otros cuerpos?, que no he soñado con follar a mi vecino, acaso… (Suspiro) No voy a justificar el dolor. Me cuesta mucho entender este amor que he decido soportar, me cuesta mucho entender, no me hables de amor joven, esas mierdas postmodernas que no me interesa. Pedí un amor entre TÚ Y YO. Finjo que no me importa y decido irme. TE QUIERO. Murmuras mientras tomo mis cosas. Te abrazo con la mirada, te quiero también. Pero no digo nada y Simplemente me voy ¿Puedo perdonarte?

Perderte fue el comienzo de mí misma. De mi amor propio.
#microrelato

i know i’ve been distant. i’ve never felt more disconnected from social media than i do right now. it is as if even when i am here, i am not truly here. and for those of you who are still listening, i need to release what has been weighing so heavily on my heart. for the past few months, i’ve felt lost. suffocated by self induced doubt. paralyzed by the illusion of perfection. wrestling with untamed thoughts inside my mind. caught between two worlds. stillness and creativity. constantly torn between tracing inwards, and pouring outwards. giving love to myself. giving love to others. one of the most frequent requests i receive, is to share more. to show more. to make more videos. to take more photos. and for some reason, every time i raise a camera to capture this life, something inside my soul screams not to. initially, i thought that this was because a piece of me still feared vulnerability. as though transparency can only be embodied through exposing my inner world on film. documenting raw moments of my life to dilute the illusion of perfection constructed through social media. and today, it hit me like a tidal wave. my thoughts unraveled as a million droplets of water descended in unison, washing over every fiber of my being. clearing my vision. the truth is, vulnerability is a living expression of creative authenticity. doing what you love. loving what you do. and my purest form of self expression is writing. it always has been. since the time i was a child, and i relentlessly poured my imagination into the faded pages of the little journal that never left my side. words were my refuge. my sanctuary. instagram has never been about images for me. it has been the words. i don’t want to be looked at. i want to be looked into. i want to be listened to. i feel as though i’ve been so caught up in embodying the expectations of others, that i’ve become blind to what’s been in front of my eyes this entire time. all i want to do is write. all i’ve ever wanted to do, is write. i’m not sure why it’s taken me so long to see this. there is so much more i want to say, and i will, as time goes on. thank you for listening to my words. this is just the beginning.

Otra vez pudo con todo, sin nadie.

Despertar queriendo ser más. Buscando un amor, un rato de luz y un poco de paz.

Un abrazo que me abra las alas, una mirada que vea brillo en mis cosas malas. Despertar con la esperanza de que mañana, no dolerán más las mañanas.

Otra vez pudo con todo, sin nadie.

De abrazo con total honestidad. Superó los miedos y la soledad. Lloró sin piedad, hasta brillar en su oscuridad. Otra vez despertó bailando en la tempestad, entendiendo que no es ni será una simple mitad, que su sonrisa es la jodida prioridad.

Y un día me dediqué a disfrutar lo que me hizo sentir. Sin preguntarme nada. Qué linda te ves así, sin depender de nadie, sola pero contigo. A veces necesitamos que nos devuelvan un poco del amor que damos. Que nos pregunten cómo estamos, que nos muestren que importamos. Que nos miren a los ojos para ver como brillamos. A veces necesitamos, con urgencia, que aparezca lo que tanto soñamos. Algún domingo te arreglarás para una cita con tu persona favorita. Soñarás hasta que tus ojos lo permitan. Despertarás el lunes, con el alma más bonita. Con las mismas heridas, con otras curitas. Y sabrás lo que es querer a quien te quiere. A quien rompe todo si algo te hiere. Amor bonito, del bueno. Ese 💘