i know i’ve been distant. i’ve never felt more disconnected from social media than i do right now. it is as if even when i am here, i am not truly here. and for those of you who are still listening, i need to release what has been weighing so heavily on my heart. for the past few months, i’ve felt lost. suffocated by self induced doubt. paralyzed by the illusion of perfection. wrestling with untamed thoughts inside my mind. caught between two worlds. stillness and creativity. constantly torn between tracing inwards, and pouring outwards. giving love to myself. giving love to others. one of the most frequent requests i receive, is to share more. to show more. to make more videos. to take more photos. and for some reason, every time i raise a camera to capture this life, something inside my soul screams not to. initially, i thought that this was because a piece of me still feared vulnerability. as though transparency can only be embodied through exposing my inner world on film. documenting raw moments of my life to dilute the illusion of perfection constructed through social media. and today, it hit me like a tidal wave. my thoughts unraveled as a million droplets of water descended in unison, washing over every fiber of my being. clearing my vision. the truth is, vulnerability is a living expression of creative authenticity. doing what you love. loving what you do. and my purest form of self expression is writing. it always has been. since the time i was a child, and i relentlessly poured my imagination into the faded pages of the little journal that never left my side. words were my refuge. my sanctuary. instagram has never been about images for me. it has been the words. i don’t want to be looked at. i want to be looked into. i want to be listened to. i feel as though i’ve been so caught up in embodying the expectations of others, that i’ve become blind to what’s been in front of my eyes this entire time. all i want to do is write. all i’ve ever wanted to do, is write. i’m not sure why it’s taken me so long to see this. there is so much more i want to say, and i will, as time goes on. thank you for listening to my words. this is just the beginning.

Otra vez pudo con todo, sin nadie.

Despertar queriendo ser más. Buscando un amor, un rato de luz y un poco de paz.

Un abrazo que me abra las alas, una mirada que vea brillo en mis cosas malas. Despertar con la esperanza de que mañana, no dolerán más las mañanas.

Otra vez pudo con todo, sin nadie.

De abrazo con total honestidad. Superó los miedos y la soledad. Lloró sin piedad, hasta brillar en su oscuridad. Otra vez despertó bailando en la tempestad, entendiendo que no es ni será una simple mitad, que su sonrisa es la jodida prioridad.

Y un día me dediqué a disfrutar lo que me hizo sentir. Sin preguntarme nada. Qué linda te ves así, sin depender de nadie, sola pero contigo. A veces necesitamos que nos devuelvan un poco del amor que damos. Que nos pregunten cómo estamos, que nos muestren que importamos. Que nos miren a los ojos para ver como brillamos. A veces necesitamos, con urgencia, que aparezca lo que tanto soñamos. Algún domingo te arreglarás para una cita con tu persona favorita. Soñarás hasta que tus ojos lo permitan. Despertarás el lunes, con el alma más bonita. Con las mismas heridas, con otras curitas. Y sabrás lo que es querer a quien te quiere. A quien rompe todo si algo te hiere. Amor bonito, del bueno. Ese 💘

Dejarse encontrar

Creo que la vida trata de dejarse encontrar y querer fuerte a personas que te aportan felicidad y entregarse a todo aquello que te apasione. Mira que es sencillo y lo difícil que por momentos nos lo ponemos. Las personas que saben apreciar los instantes irrepetibles, sé que pertenecemos al club de los que hemos sobrevivido a algo o alguien; y es por eso que ya no cualquier cosa nos quiebra.

Hay gente que no tiene ganas de estar, y se le nota. Y se queda, pero te ignora, y no hay nada que se note más que la indiferencia.

Sonreír, soltar, una nueva semana para crear y segunda oportunidades.. ♥️

Ya no estoy para andar detrás de nadie. Valoró a los que están y a la mierda con los que se fueron, si me necesitan que me llamen. Pero ya no me voy a quedar acá, resolviendo la herida que quiero que sane. Me llaman cuándo ya se acabo el dolor en mi pecho, y ahí deciden que me quieren, pero no amor. Podría decir que algunos dolores me enseñaron más de lo que quería aprender. Soy un desastre, pero quiero un buen amor. 🔥💘

Feminismo y Sensualidad

Siempre me hizo ruido la frase “le gusta calentar” que usan para referirse a una mujer que se muestra sexy. Esa forma de pensar, que ni siquiera sé si analizan o simplemente parafrasean lo que dijo alguien que alguna vez escucharon, me genera bastante disgusto. Y como es de esperarse, tengo que hacer texto lo que me da vueltas en la cabeza y pienso al respecto. Voy a referirme a la mujer exclusivamente, por el simple hecho de que soy una, y solo puedo (y me gusta) hablar desde mi experiencia. Lo que no significa que no defienda los mismos derechos, sobre lo que hablaré, para el hombre.

No me gusta el lugar en que pone a la mujer esta forma de ver las cosas, significa una conducta resultante de posturas totalmente arcaicas. Siento que no deja avanzar a la sociedad, que nos remitimos siempre al pasado, que no aceptamos nuevas formas de obrar, que no nos adaptamos a tiempos en los que la mujer está ganando el lugar que siempre tuvo que tener: simplemente el lugar en donde se nos escuche y se nos respete.

Sostener que alguien del sexo femenino que se manifiesta sensualmente lo hace “para provocar”, es, para mí, quitarle identidad propia, y aun peor, afirmar que la mujer solo actúa en relación al hombre. ¿Realmente estas personas creen que el único motor que nos mueve es gustarle al sexo masculino? ¿Tienen idea de la cantidad de posibilidades que descartan sin darse cuenta? ¿Perciben lo limitativo que eso suena? Dejan por fuera un mundo de realidades que seguramente desconocen. ¿No puede una exhibirse por puro ego, por ejemplo? O por trabajo, o porque sí, ¿por qué no?.

Creo que se mal entiende muchísimo este actuar de las mujeres y presta a bastante confusión este creer que funcionamos en cuanto gustamos al otro. Sí me banco un “cómo te gusta mostrarte sexy, eh” o “qué sexual que sos nena” o “¿tanto te vas a amar?”. Sí. Todo eso sí porque ahí estamos hablando más de un empoderamiento que de una subyugación.

Otra cosa que me sorprende es la cantidad de personas que se espantan cuando una mujer se muestra así sin estar bajo la formalidad de un trabajo, una marca que la respalde, etc. Pareciera que una entidad capitalista nos validara a mostrar nuestro costado sexy, y fuese totalmente rechazado este comportamiento cuando surge desde la propia voluntad… ¿Perciben lo absurdo del asunto?

Banco totalmente cualquier tipo de expresión que surja desde la voluntad propia y despoje de cualquier mandato u estereotipo social. Banco mucho la autenticidad y el respeto mutuo. Y todas mis fotos, escritos, o cualquier otra forma de expresarme siempre van a estar cargados de todo eso, y, por supuesto, de mucha, muchísima sensualidad que es toda mía y para mí, y si de paso les gusta, bueno, pasaría a ser una consecuencia más que un fin.

En definitiva, redefinir el término evidentemente sigue pareciéndome la mejor solución. Un “tanto te gustas” en vez de un “tanto te gusta calentar” me parece un cambio de perspectiva gigante. Empezar a desligar el accionar que tenemos las mujeres de lo referido a lo que les gusta a los hombres me parece de fundamental importancia a la hora de poner en marcha la equidad de géneros que busca lo que entiendo yo por feminismo, que es, a fin de cuentas, el que me lleva a cuestionarme todo este tipo de asuntos.

Descubriste que tu universo interno es hermoso y te empezaste a reír. Sí, así te reíste, con ternura te reíste, de felicidad te reíste. Es qué te reconociste tanto en tus vuelos cómo en tus caídas. “Ésto soy yo y así me acepto.”, te dijiste. Así que, por favor, sigue sonriendo. Atiende tus pensamientos de angustia. No para fortalecerlos, sino para liberarlos. Ignorar que están ahí sería darles poder para que obstaculicen lo que has conseguido. Cuida tu tranquilidad que es el motor y la fuerza para seguir avanzando.

Eso es triunfar mi amor, continuar a pesar del dolor. Hacer magia con el desastre que quedó en nuestro interior. Eso es triunfar mi amor, asustarse pero ir igual, con todo nuestro temor. Hasta que el universo entienda que nuestros sueños ya no son un deseo, sino un hecho. Nose mirar hacia atrás sin sonreír. He aprendido, crecido y mejorado. Cada paso ha sido suficiente, aunque en ocasiones me sintiera sin ánimos de seguir. Pero de eso se trata ¿sí?

De aprovechar las caídas para levantarse con más fuerza.